Jornadas y eventos

VIII Jornadas Internacionales de investigación
en Filología y Lingüística y II en Crítica Genética
“Las lenguas del archivo”
21, 22 y 23 de junio de 2017

Ya está abierta la inscripción para participar en las JILDA 2017. Acá pueden ver las dos primeras circulares y la información detallada de los simposios, y les recordamos que los trabajos se presentan exclusivamente en el marco de uno de ellos.

Conferencias de apertura y cierre: Raúl Antelo y José del Valle

Para más información, ver:

Segunda circular

Simposios

Primera circular

Eventos anteriores

En enero de 2015 transcurrió el Segundo congreso de Bellatinología en la ciudad de La Plata

Con una discreción que puede interpretarse como secreto aunque no lo sea, el jueves 29 de enero de 2015 tuvo lugar, en la ciudad de La Plata, la segunda reunión anual alrededor de Mario Bellatin (Pueden consultar el primero en esta misma sección, más abajo, con relato de Laura Conde).

Como algunos saben, en La Plata se conserva un archivo de manuscritos que es objeto de estudio en el Área de investigación en Crítica Genética y Archivos de Escritores. Sin embargo, en enero estos manuscritos no pueden consultarse porque la Facultad está cerrada. Pensar qué es y qué no es este congreso forma parte de las acciones que Bellatin desarrolla o promueve, aquellas en las que participa, que pretenden cambiar el estado de la literatura de la manera mínima en que un niño cambia el estado del universo cuando extrae un baldecito de agua del mar.

Comencemos por descartar la reunión de especialistas que comentarían la obra del escritor latinoamericano, escuchados por estudiantes y graduados en busca de una certificación. Se trató de una reunión de diez personas (el número es variable, la convocatoria se realiza por mail sin ninguna anticipación y está dirigida a unos pocos interesados dispuestos a posponer sus salidas, cambiar la fecha de las vacaciones o regresar intempestivamente) que en esta ocasión plantearon un tema para que Mario Bellatin desarrolle: se trató de la traducción y a partir de allí se habló del tiempo y los nacionalismos. Entre los participantes se encontraba un experto en historia de la lengua, sentado en círculo junto con una estudiante de segundo año que se quedó pensando en esas cuestiones del tiempo y de la historia, es decir en su máximo interés que es el cine. El Congreso de Bellatinología se realiza en La Plata por fuera de las fechas consagradas, en el mes de enero, en los jardines del Museo de Ciencias Naturales. Consiste en encuentros pautados sólo por el tiempo y el espacio, incluye visita al Museo y supone que los participantes le planteen al escritor una inquietud que surge de sus estudios, como ante la visita de un profesor invitado que se ocuparía de asesorarlos en sus investigaciones. Para que sea con Bellatin, alrededor de Bellatin, es necesario que la inquietud sea genuina, una incomodidad en relación con los modos más establecidos de pensar ese problema, que si ahora comenzó con la mención a la traducción, antes lo fue con la mención al archivo, a cómo se supone que se presenta un archivo y no precisamente el del escritor invitado, sino otro de los conservados en la CriGAE que es el de Manuel Puig.

¿Por qué iría un escritor consagrado a este tipo de encuentros? Si la pregunta fuera posible de ser respondida, las razones se volverían mezquinas. Una vez ocurrido, se puede percibir que a través de la observación de ciertas reglas invisibles pero estrictas (el interés genuino por estar sería una de ellas, respetar lo que mande el momento sería otra) se puso en marcha una suerte de maquinaria que podría alimentar la escritura de cada uno de los participantes. La dispersión de esta maquinaria garantiza su eficacia: pensamos que acaso la charla sobre lo animal ocurrida en el almuerzo y la persistencia de los animales prehistóricos en las galgas registrada por Tadeo Bellain, no estuvo ausente de la reflexión sobre un tiempo que se estruja o se estira y en lo ominoso de la presencia de la Segunda Gran Guerra europea en la literatura del boom. Registramos esto como instantáneas y desconocemos lo que podrá emerger en cada escritura.

Por otra parte, la ciudad de La Plata es un sitio apacible, donde parece que nunca pasa nada, tan lejos y tan cerca de Buenos Aires que podría confundirse con un barrio si no estuviese tajantemente separada por una autopista y por el Ferrocarril General Roca. Cómo explicar que en esa ciudad hayan comenzado tantas cosas es una tarea que no viene al caso y mucho menos el deseo de enumeración. Básicamente, parecería ser que en La Plata se “cocinan” ideas, movimientos sociales y culturales, de ahí que haya prendido tanto la idea del archivo y la cocina del escritor. Tal vez sea nuevamente una cuestión de tiempo, un espacio propicio para que el tiempo se contraiga y se estire. Quizá no necesitemos más explicación que esta para aceptar que mientras tomábamos uno de los helados más ricos (el más rico, sentenciaron Mario y Tadeo Bellatin al unísono), supimos que Mario Bellatin había ganado el premio de narrativa José María Arguedas otorgado por Casa de las Américas, y que cuando llegamos a un lugar llamado “El espacio” para la proyección de “Salón de belleza” en cine-vivo, nos encontramos con Tamara Kamenszain, la ganadora del premio de poesía Lezama Lima por el mismo jurado, y con Daniel Link, que había concurrido con su marido el fotógrafo Sebastián Freire y fue el encargado de dar la noticia y declarar esa esquina de diagonal 78 y 59 como centro de la literatura latinoamericana justo en el mismo momento que, según los husos horarios, el premio era anunciado en La Habana.

Lo que pasó a continuación fue un misterio, la gente no paraba de llegar a la terraza de El espacio donde sobre una pantalla se proyectaba una película y frente a ella un escritor leía su texto sentado frente a un micrófono en un tiempo que era y no era el mismo, dado que la coordinación entre relato e imagen resultaba deliberadamente, más que diferida, fallida. Congelemos la imagen, Bellatin lo hizo al tomar fotos de la concurrencia como lo haría una estrella de rock, emocionado frente al delirio de la multitud. Si la cantidad de gente supera la capacidad prevista es posible hablar de multitud, en cuanto al delirio era palpable, entusiasmo erótico dice Daniel Link, misterio de lo porvenir me atrevería a agregar.

Después algunos nos quedamos comiendo empanadas mientras otros se aventuraban en la noche platense. Supimos de gente que había asistido porque sabe que en ese lugar pasan cosas y se encontró con Bellatin. Escuchamos a un cinéfilo arrobado que había escuchado en las variaciones de la compositora Marcela Rodríguez la música de Godard que hace años intentaba localizar. Hablamos con peregrinos que habían recorrido muchos kilómetros para estar ahí, y presenciamos el momento exacto en que la estudiante que había estado sentada en el círculo de la tarde comenzaba a germinar una pregunta sobre la naturaleza del cine, que acaso podrá surgir cuando la máquina Bellatin se ponga en funcionamiento nuevamente, en mayo, en La Plata.

Galgas prehistóricas Bellatin Malisia

  • 2013. VI Jornadas Internacionales de Filología y Lingüística: “Las lenguas del archivo”

Programa

Sitio web

  • 2012. I Congreso de la Delegación Argentina de la Asociación de Lingüística y Filología de América Latina (ALFAL) y V Jornadas Internacionales de Investigación en Filología Hispánica “Identidades dinámicas. Variación y cambio en el español de América”.

Programa

Actas

  • 2010. IV Jornadas de Investigación de la Cátedra de Filología Hispánica: “La escritura en proceso”.

Programa

  • 2009. III Jornadas de Investigación de la Cátedra de Filología Hispánica: “Releyendo a Érica García”.

Programa

  • 2008. II Jornadas de Investigación de la Cátedra de Filología Hispánica: “Comienzos en la escritura”.

Programa

  • 2007. I Jornadas de Investigación de la Cátedra de Filología Hispánica:

EVENTOS ESPECIALES

Peripatética con Mario Bellatin

29 de enero de 2014

En el mes de enero, lanzamos esta invitación…

El 29 de enero de 2014, a las 9:30 de la mañana, Mario Bellatin visita La Plata para una recorrida por el Bosque, comenzando por el Museo, que será punto de encuentro.

Los anfitriones serán Pablo Cuartas y Eugenia Rasic, la experiencia está abierta a todos los que quieran compartir una mañana con el escritor cuya obra también incursiona en la dramaturgia y el cine.

La visita se llevó a cabo, y Laura Conde nos cuenta cómo y hasta muestra fotos…

Las escalinatas del Museo se derretían justo cuando espesas nubes coronaban a sus esmilodontes que sudaban al ver amenazada su incansable custodia a causa del inminente ablandamiento de las seis columnas de orden corintio, sostén del pórtico durante ciento treinta años.

Invariablemente sus puertas abrirían a las diez de la mañana y a las once ellos podrían unirse a los demás en la visita guiada. Esperemos acá a que vayan llegando. Graciela me avisó que estaban en viaje, parece que la autopista… Podemos ir preparando el mate, el agua está caliente.

Con las vacaciones en la frente costaba ver claramente el Museo. Alguna que otra ola despreocupada se los llevaba cada tanto a la orilla. Las preguntas se deslizaban desde sus cabezas hasta los colmillos felinos de las estatuas. Y entonces, de repente, cuando, en ese momento, súbitamente, llegó Mario. Llevaba una viñeta -tan brillante y lisa como la superficie de su cabeza- en la que se leía: Graciela y su marido y su suegra. Ella regresará. Museo de La Plata. Encuentro con per-so-nas. Charlar. Almuerzo. Sueño, mucho sueño por la diferencia horaria, la latitud y la longitud.

Se desconoce cómo pero el salto se produjo y reprodujo en simultáneas conversaciones. Este libro es muy bueno, Sara, realmente muy bueno. El caballo de Turin, véanla. ¿La viste en tus reuniones cinéfilas, Gra? Murakami trabaja siempre con eso. No, me estoy confundiendo, Murakami… Mmm Miyasaki, el cineasta. Murakamy es el escritor. ¡Pero claro, Mario, tenés, tienes, razón! Y Mi pequeño mundo porno, la editó… ¿Cuál Carlos? Es una obra de teatro ¡Ah!

Se sumó otro mate y aguantó todo lo que pudo para no ir a la visita guiada. Todos llevaban suplementos: libretas para anotar, máquinas de fotos, tablets, bolsos, mochilas, carteras, carteritas. Alguna que otra coqueta había pasado un rato frente al placard eligiendo qué ponerse con algo de perplejidad, ni tan tan ni muy muy, hará calor, lloverá, a dónde iremos… Eso era justamente lo que desconocían.

Tickets para vos. Yo tengo. ¿A quién le falta? Entraron. Algo sucedió a sus espaldas pero ellos no lo advirtieron. Pisaban como quien no conoce el lugar aunque olían algún recuerdo vacuo y escolar. Carlos sugería el camino. No podían recorrerlo todo y era importante elegir qué pedazo de hueso tratando de responder a los intereses de Mario que, por supuesto, eran secretos. En el Museo cada cual con su misterio.

Se detuvieron entre un género monotípico de terópodo tiranosáurido y un saurópodo diplodócido que se ablandaba, fenómeno que ellos, naturalmente, ni siquiera notaron. Tampoco notaron el tiempo que pasó debajo de la túnica negra que vestía Mario.

Llegaron a México y Mario tuvo que prevenirlos por si acaso ocurriera. Chacuitzle, es un mito, una maldición que desata una serie de desgracias, quizá por haber roto alguna regla. Aquí hay muchas reglas. Como el sistema de coimas de la policía. Marcos se preocupó bastante por esto último pero Agustín lo tranquilizó con una palmada. El resto seguía pegado a la desgracia. Aquel joven que cruza la calle, ¿alcanzan a verlo? A él le sucedió. Se incendió su casa luego de haber perdido a su esposa en un terrible asesinato y a sus hijos, meses después, que perecieron ante un fulminante cortocircuito. Tuvo que irse de la casa, huir. Cuando viene el Chacuitzle se debe huir.

Caminaron un poco tartamudos con la leve sensación de que cada paso los hundía hacia el centro de la tierra. Una ciudad que flota sobre el agua, una ciudad fundada sobre un lago tapado por los españoles. ¿Y las poblaciones precolombinas, Mario? Bajo el agua, bajo la ciudad. Ahora se hunde la catedral barroca, allí, Eugenia, y resurgen en cambio los cimientos precolombinos. Los españoles hicieron aquí en Lima la capital para no luchar contra Cuzco (gran centro cultural precolombino).

Cada tanto el tiranosauruus y los carteles de las fases geológicas se disponían brechteanamente detrás de la figura de Mario. Algunas personas pasaban por delante del grupo pero no advertían su presencia ni el pegote blanduzco de las paredes. Paredes celebradas el 19 de Noviembre de 1888, en el sexto aniversario de la fundación de la ciudad. Paredes nacionalizadas y joaquín-v.gonzalizadas en 1906. Paredes construidas por Moreno allá cuando Buenos Aires se federalizaba y La Plata se adornaba como nueva capital.

El héroe occidental… lo máximo que puede dar es la vida. En México la vida no es lo último. Si te tengo seis meses encerrada y te corto un dedo y luego otro…, es más que la vida. Juan Pablo quiere saber más sobre el héroe. Son las reglas del mal: no se asalta y ya. Santa muerte, hay que ofrendarle algo para que te vaya bien. Hay reglas. La Santa muerte te puede sacar de una desgracia o llevarte a ella. Hazte amigo de la Santa muerte porque es lo que nos iguala a todos. Es otra moral.

Debajo de la túnica negra encontraron el Foro Futuro Ciudadanoen DF. Mario llevó al perro de su amigo Abelardo, de raza precolombina, ancestral, un Xoloezcuintle. Fueron seis minutos y treinta imágenes de historias y de genes, que magistralmente enraizaron muchas conductas, prácticas y sentimientos de la sociedad actual con el pasado precolombino. Esos perros tienen un instinto milenario, pero cuando la luz de la luna ilumina el patio interior de la casa, mis Xoloezcuintles no me dejan dormir, se mueven de un lado para otro, salen y vuelven a entrar en la cama. Parece que en noches como estas olvidaran que una de sus misiones es la de mantener calientes los lechos de sus amos y por eso conservan intacta la costumbre de acomodarse de manera perfecta en la anatomía humana. Saben que no deben moverse un ápice, hasta que en esa jornada no se requiera más de sus servicios.  Es que el Xolo no es una raza sino un gen perdido en el tiempo que se repite desde hace siglos, unos seis mil quizá, de manera semejante cada vez. Es falso que los Xolos sean originarios de las zonas aztecas, que en la sierra central sirvieran para llevar a cabo ciertos ritos espirituales.  Los Xolos son anteriores a cualquier cultura bautizada de cierta manera y siempre han vivido naturalmente en zonas desérticas de extremo calor, muy cercanas al mar. El salto genético que representan no se da solo en la falta de pelo, sino también en las garras, que poseen una suerte de dedos y en una pésima dentadura.

Las paredes se dilataban neoclásicamente. Ana se detenía a observar elementos de la cultura de la América precolombina que ornamentaban la construcción en completa armonía con sus líneas griegas. Graciela apareció sin marido y sin suegra, sin guía, sin ticket, quizá desde alguno de los dos hemiciclos de los extremos del Museo, como reflexionó Verónica. Si bien la ballena raquítica que colgaba del techo en una extensa sala se llevó unas cuantas fotografías, sin dejar atrás a los homos y a los sapiens sapiens, la reproducción del hábitat de los Xenarthras capturó la atención de Mario por un largo rato.

¿Pudiste ver Rinoceros de Ionesco en el San Martín? Es difícil hacer Ionesco, Beckett… Hay que cortar, intervenir las obras, desacralizar a Beckett, a Ionesco… A veces es un problema hacer el texto completo y forzarlo de algún modo. Kantor propone tal intervención, Laura.  Mi Congreso de Dobles tiene alguna relación con Kantor. Cada uno tenía que memorizar diez textos. Había temas, por ejemplo, Literatura e infancia, y la gente pasaba por cada uno y le hacía una pregunta, elegía un tema. Naturalmente había textos que nunca se decían y otros que se repetían. La propuesta es que la obra se adapte al público. Me critican porque quiero hacer una película en la que estoy presente en cada proyección, interviniéndola. Claro, ¿qué es teatro y qué cine? Eso mismo. Piensan que es una locura que yo esté siempre porque la película va a tener poca vida. ¿Por qué no dicen lo mismo de una actriz que representa a Fedra, con todo su cuerpo, cada noche?

Graciela, que sabe mucho del antes y el después de cada cosa, advirtió que iban a acabar aplastados o incrustados a las paredes chiclosas si no salían rápidamente del Museo. En unos cuantos pasos estaban de nuevo ante el pórtico que se deshacía simultáneamente al chillido de un mono tití del Zoo.

También me critican porque ahora escribo en iPhone. Me resulta más productivo ese dispositivo. Mi escritura se modificó cuando empecé a escribir en PC. Vamos a la parrillita, doblen a la izquierda. Este cambio se da con Poeta ciego, ¿te parece que hay algo de sustracción en esa operación? Desde luego, y una mayor productividad. Termino libros que antes no acababa o demoraba… Antes era una escritura más horizontal, con más detalles.

Se pidieron dos parrilladas completas con papas fritas más allá del calor, de los pies agotados, de tanto México y Lima. El cine está muerto. Sí, es una película pero está él contando Salón de Belleza, muestra la película y la comenta. Una intervención. Ladrón de bicicleta. El séptimo sello de Bergman. En el sainete también proyectaban partes de la historia. A todos les sorprendió el comentario de Sara.El cine y el teatro no se pelean en mi proyección. Hay que Contar, mover el cine… Que lo entiendan todos. ¡Süden! y Stravinsky Boxing Club, ganó el BAFICI. Graciela, vos me habías recomendado ¿cómo era? La de… ¿Kaurismaki? Lola, El puerto…

Al otro día me despedí de Buenos Aires, había que empacar. O ese mismo día, o unos días después. El tiempo se había fundido. Ese día mágico en La Plata…. todo se fue dando como dentro de un espacio de realidad paralela…

Las doce personas que protagonizaron la peripatética en el bosque aún conservan las fotografías. En algunas se observa claramente la disolución progresiva del Museo.

2014-bellatin- 018 2014-bellatin- 020

2014-bellatin- 0432014-bellatin- 024

2014-bellatin- 0372014-bellatin- 027

2014-bellatin- 0572014-bellatin- 056

2014-bellatin- 059  2014-bellatin- 060

 2014-bellatin- 049

A %d blogueros les gusta esto: